REGALOS

$700,00

Teresa se había ido a vivir al campo y por eso veía poco a los nietos. Pero los veía. No tanto como le hubiese gustado, pero sí lo justo como para que, cada vez que se encontraban, les pasara algo especial.

Compartir: